Cuidando del vínculo entre personas y animales

Más cerca de FEEL nº3

*|MC:SUBJECT|*

 

A veces, al empezar a escribir para contaros nuestras historias, pensamos que nos estamos repitiendo, que os contamos lo mismo… porque en un folio no podemos profundizar, dar detalles… pero en realidad cada caso es único, con sus circunstancias y singularidades y sobre todo con sus protagonistas que viven la situación de un modo dramático y duro. Cada caso tiene su idiosincrasia y su ternura, sus problemas, sus alegrías, sus conversaciones y su luz al final del túnel. Esperamos trasladaros un poquito de cada uno.

Octubre ha sido un mes de más buenas noticias que malas. En estas semanas pasadas, Linda por fin volvió a su hogar; y no nos referimos a su casa física anterior sino al lado de su humano, porque seguro que conocéis esa frase de “Hogar es donde está mi perro” y nosotros pensamos: ¿su hogar no será al lado del corazón de sus humanos? Ellos, aún más que nosotros, son felices con nuestra mera presencia cerca suyo.

Peluso, un perrete encantador, pasó por nuestras manos de manera efímera y positiva para él. Lo que se anunciaba como una acogida de varios meses por las dificultades de su humana para cuidarlo, se transformó en un viaje a Puertollano a casa de la abuela de la familia. La historia tuvo sus complicaciones, no os creáis, entre ellas un paso por la perrera porque el enano se escapó de la casa donde estaba justo el día antes de que entraramos en escena. (Nos gustaría aquí hacer un inciso y dar las gracias al veterinario del CPA de Leganés por lo bien y amablemente que nos ha atendido cuando hemos ido. Tienen varios PPPs adorables esperando adopción, acordaos de ellos si estáis o sabéis de alguien que se esté planteando ampliar la familia). Mientras organizábamos la salida del CPA y la acogida de Peluso, supimos que la mamá de su humana podría cuidar de él pero que no habían encontrado la manera de llevarlo a Puertollano; con lo cual, reconducimos planes y para allá que se fueron con él dos voluntarios de FEEL. Cambiamos días de acogida por kilómetros, todos salimos ganando ¿no?

Un caso en el que no hemos podido sino meternos de lleno es el de Losyash y su familia. Losyash es un pastor de Asia central de cuatro años y unos 60 kilos, que llevaba cuatro meses durmiendo en un coche con los suyos. Tras muchas vicisitudes esta familia rusa llegó en junio a Madrid y los recursos que les ofrecía la Administración nunca incluían a Losyash, con lo que seguían en la calle con él, Losyash es un poco especial de cara a acogida, así que de momento lo hemos alojado en una residencia, donde prima el bienestar animal y se van ganando su confianza; mientras sus humanos duermen por fin bajo un techo y cuentan con una mínima cobertura higiénico-sanitaria.

Otra buena noticia es que FEEL ha sido la Asociación del mes en Zooplus, esto significa que recibiremos una donación de pienso para perros y gatos en las próximas semanas, Cada vez son más los casos que nos llegan para los que se precisa ayuda con la manutención de los animales y los cuidados veterinarios, familias que acuden a los bancos de alimentos para subsistir y para las que la alimentación de sus animales es tan, o más, importante que la suya misma. Facilitandoles la comida para los de cuatro patas liberamos recursos para cubrir las necesidades de los humanos, mejora la vida de unos y otros,

Fuera de nuestras fronteras tenemos que aplaudir la campaña Purple Leash Project que trabaja por que los albergues para personas que dejan su hogar por violencia doméstica admitan animales. En EE.UU., el 70% de las víctimas de esta violencia declara que su maltratador/a amenazó, causó lesiones o asesinó a su animal como forma de control, sin embargo solo un 10% de los recursos permite que se alojen con sus animales (ojalá aquí tuviéramos ese 10% al menos). De esto resulta que posponen y posponen salir de ese infierno por no abandonar a su compañero animal en manos de su agresor/a. Esta campaña busca recaudar fondos para renovar los hogares refugio y que cuenten con instalaciones que permitan que las personas se alojen con sus animales. Deben curar sus heridas juntos.

Cerramos esta carta con una de las frases de la campaña que nos ha impactado: We envision a world where no one is trapped in abuse because they can’t take their whole family with them (traducción: Imaginamos un mundo donde nadie quede atrapado en una situación de abuso por no poder llevarse a su familia al completo).

Gracias por estar ahí, fuerza para este mes de noviembre

Facebook Twitter Instagram
Solo usaremos tus datos para informarte de las novedades relacionadas con la Asociación. Si prefieres no recibir estos correos informativos, puedes darte de baja mandando un correo electrónico y comunicándolo a la siguiente dirección feel@asociacionfeel.org

Ayúdanos con una donación

Puedes ayudarnos haciendo una donación a nuestro número de cuenta

ES54 0049 5190 95 2816799939