Cuidando del vínculo entre personas y animales

y qué bonito el reencuentro

y qué bonito el reencuentro

Categoría: Día a día

Ayer tras casi cinco meses separadas, Sami y su compañera humana volvieron a unir sus destinos, sus paseos, sus siestas en la terraza y seguro que también las cenas en el sofá. En estos meses no perdieron el contacto porque a menudo su casa de acogida mandaba fotos y vídeos de lo bien que estaba la peque. Sin embargo, no, no es lo mismo una foto que sentir ese acurrucar pegaditos que no deja espacio para una mota. No es lo mismo, no, si bien la tranquilidad de saberla querida y cuidada esos meses es lo que da fuerzas para aguantar la separación.
Enhorabuena por no haber tirado la toalla cuando la situación fue complicada y haber organizado las cosas para que Sami siguiera siendo parte de la familia.
Animo y superabrazo para la casa de acogida porque un trocito de vuestro corazón se fue ayer con Sami, porque no sois una casa, sois un hogar para cada uno que os visita.
Poned el sonido, a nosotros nos ha encantado 😻

   

 

 


Deja un comentario

Ayúdanos con una donación